DESPUES DE CHAVEZ QUE ?

UNA CRISIS POLITICO-INSTITUCIONAL DE LA MANO DE UNA CRISIS ECONOMICA

La enfermedad del Presidente, y más que eso, la incertidumbre en torno a su capacidad para ejercer el cargo, han afectado considerablemente la actividad económica, la cual ya mostraba en el segundo semestre una fuerte contracción, entre otros, por la escasez de dólares, insumos y bienes de consumo final. El racionamiento que ha caracterizado el actual régimen económico se convirtió en escasez crónica, inventarios bajos, y caída de la producción nacional, publica (PDVSA, SIDOR, VENALUM, etc.) y privada, todo parcialmente sustituido con importaciones, inflación desbocada, un descomunal déficit fiscal que el gobierno financia inflacionariamente con el BCV, el país convertido en un bazar persa donde se vende y compra al negro.

La incertidumbre política que vivió su esquizofrenia en las últimas semanas por la despedida adelantada del Presidente, alcanza un costo que la población pagara con una fuerte contracción de la economía en el año que apenas comienza. Uno se pregunta, consecuencias no intencionadas? O una agenda de destrucción para ejercer el poder político –sin Chávez- a como dé lugar, sin haberlo ganado en limpio juego? Quizás haya que recordar que estas aventuras no dejan ganadores, es un “lose-lose game”, un pierdepierde. Un malestar social, aderezado con escasez crónica y un equipo de gobierno, ya fracasado, y sin el mando del mandamás, de quien no sabemos si está o no capacitado para gobernar, es un potencial outlook.

1. Crisis institucional de la mano de una crisis económica: un récipe para ir a ninguna parte

El liderazgo encargado, luce postizo, no comprende lo que ocurre con la economía, solo pendiente,  de como agarrarse del poder, contando un coaligado apoyo de los poderes públicos, Asamblea Nacional, TSJ y otros poderes transmite un entorno de incertidumbre y vacío constitucional, la ausencia del Presidente electo, se extiende, y el gobierno perentorio, encargado se mantiene en el poder, no habiendo sido electo, su constitucionalidad en juego y el mundo sintiendo que la Republica no tiene quien la obligue, contratos, títulos de deuda, convenios que pudieran firmar y convalidad las autoridades perentorias actuales podrían caer en el limbo de legalidad por inconstitucionalidad. Los encargados del gobierno, el poder legislativo y judicial, no parecieran estar en autos de la grave situación económica y social y ahora institucional que parece aproximarse a extremos; dependiendo casi exclusivamente de barreras constitucionales que son amenazadas a ser saltadas, y que a todo evento lucen detonantes de la situación económica y social a niveles insoportable.

La escogencia de Cuba comunista como centro de operaciones, no solo para la enfermedad, lo que al parecer fue un error estratégico o una decisión fría en virtud de las consecuencias, introduce un fenómeno perverso, por ajeno, dando a entender que la intromisión de Cuba es agenda del gobierno encargado, extendiendo la idea que Cuba manda, y que el comunismo cubano sigue siendo el mantra del grupo político dominante. El impacto en la economía de esos lamentables hechos es colosal. Las llamas que arden en la casa del vecino, arderán también en las mías, dice el refranero castizo, aunque algunos quizás con mala matemáticas pudieran estar calculando erróneamente.

Esas graves  perversiones en la economía tienen por supuesto una fuerte expresión macroeconómica, por los grandes desajustes de un gobierno corrupto, opaco, gastivo, e indolente respecto de la naturaleza de la economía que ha generado una peligrosa impacienta en los consumidores e inversionistas, en la espera que el “nuevo” viejo gobierno, el que llega a su fin hoy 10 Enero, y el que comienza –aparentemente sin Chávez-  o su continuidad, con lo cual quizás no haya mayor problema, pero de la mano de una certificación medica que el Presidente está perfectamente capacitado para gobernar, una vez que supere su penosa enfermedad, haga algo productivo para reanimar la economía y evitar un cantado desastre fiscal y monetario (léase inflacionario).

 2. Fracaso del control de cambio: la agenda para acabar con el sector privado organizado

A la vista queda el enorme fracaso del Ministro de Economía y Finanzas con el colapso del régimen de control de cambios y precios, y la destrucción sistemática del mercado de capitales, lo cual exige, en base a lógico y sentido común liberar el mercado cambiario y precios de bienes y servicios para que desaparezca la grotesca escasez del dólar, alimentos e insumos que amenazan la paz ciudadana. El Ministro de Economía y Finanzas no entiende que un crecimiento económico seis veces menor que la inflación, solo crea pobreza y enriquece al Estado, y que esto es consecuencia del control de cambio. Solo tiene que voltearse a la historia de los controles de cambio, para que vea en crudo cuan testarudo es.

En ese orden, colapsadas las  microestructuras financieras y administrativas con las cuales el gobierno restringe y raciona el acceso al dólar,  Sitme, Cadivi, y otras estructuras ad hoc para adquirir el dólar off shore estimuladas por el propio gobierno y sus empresas, mal llamado mercado negro, completa el fracaso del control de cambio, control político, de la manera como el monopolio del gobierno sobre el dólar administra su racionamiento, el fracaso de la economía política de la intervención del gobierno en un mercado tan básico como el mercado del dólar, fenómeno montado sobre una colosal estructura de corrupción en el manejo de los fondos en moneda extranjera todos alimentados con el ingreso petrolero como del endeudamiento público.

Habrá en tal sentido que reformar el marco jurídico para evitar excesos de intervención del Estado/Gobierno que ha causado la descapitalización de la economía privada, financiando su ruina el ingreso petrolero, inhibiendo su inversión hasta convertirla en cliente del propio gobierno, dado que este controla además del mercado del dólar a través de CADIVI, del SITME y de otros mercados alternativos off shore, también las importaciones. Por cierto que en los mercados alternativos el precio del dólar se acerca a la paridad del peso cubano con el dólar que los cubanos pagaban 20 pesos por dólar en el mercado negro en Cuba que allí contralaban las fuerzas del orden y el desorden. La destrucción del capital privado ha llegado a los limites donde del 100% del stock de capital en el país, apenas hoy la economía privada es el 30%; hace doce años, era el 70%!

 3. La incertidumbre político-institucional y sus costos: el poder a todo costo!

 No es difícil, atendiendo al fracaso de los controles, comprender que es hora del cambio. Si se monta(n) sobre ese fracaso, no le arriendo la ganancia a ninguno, los controles están agotados y los venezolanos cansados de sufrirlos, en una economía que vende 2,5 millones de barriles diarios a 100 dólares el precio del petróleo puede acumular, jugando limpio, transparente y a derecho, con férreas normas controlabilidad y auditorias de gestión, reservas internacionales por montos superiores a los 80 millones de dólares y en condiciones de libre convertibilidad del bolívar, con un gobierno consiente de su obligación, ser un buen gobierno. Ojo, no se confundan, buen gobierno no es regalarle a le gente el aire que respiran, sino hacer las cosas por lo menos respetando las leyes básicas de Murphy: el sentido común!

En ocasión de inaugurarse un nuevo periodo constitucional, tenedores de la deuda venezolana, inversionistas, nacionales e internacionales, tienen los ojos puestos sobre Venezuela, termina un periodo constitucional y comienza otro. El Presidente electo no se encuentra, ha sido extendido el permiso para que se juramente, el país no sabe nada de él, con excepción de unas contradictorias declaraciones del encargado, que antes que informar ha sembrado aún más dudas sobre el destino de un Presidente que no aparece. Sus declaraciones como la del Presidente de la AN, han creado mayor incertidumbre, dado que es evidente que la institucionalidad y la constitución están siendo reinterpretadas con el objetivo de dejarlo todo tal cual. De cumplirse esa nueva doctrina constitucional se crearía un vacío de poder legítimo y la sensación de violación de la constitución.

4. Cuanto nos cuesta la legalidad ?

En esas condiciones, el reconocimiento de ese “gobierno” por parte de la comunidad internacional podría encontrar serios problemas por inseguridad jurídica, impactando con mayor fuerza negativa las expectativas económicas sobre Venezuela. Ello independiente del pronunciamiento de los gobiernos incluidos los gringos. El problema de una legalidad sustentable está presente, contratos, convenios, títulos de deuda de la Republica y PDVSA pudieran tener problemas para su colocación, por parte de la banca subscriptora, de inversión, en virtud del riesgo que pueden asumir los inversionistas. El planteamiento fiscal para el 2013 trae un grueso volumen de nueva deuda en dólares y de refinanciamientos, y ante una debilidad institucional y la sensación de haber violado el orden constitucional, la colocación de esa deuda en los mercados tendría grandes barreras que saltar.

 Los políticos en el gobierno perentorio que vivimos, no parecieran darse cuenta de la gravedad que encierran las amenazas a reinterpretar la constitución con el objetivo de dar vida a un proyecto político que vive sus momentos finales y por la ausencia de su líder. Sin un gobierno legítimo, apegado a la constitución no será posible echar a andar la economía, los problemas sociales y económicos se agravarían en una vorágine que no permite adelantar un natural desenlace. Sera un escenario como este lo que el grupo político que gobierna desea?

Hay grandes deudas en los mercados institucionales, el gobierno ha hecho todo, como si fuese un libreto, para hacerlo mal, y era tan sencillo prorrogar el permiso al Presidente Chávez, y mantener la legalidad y la constitucionalidad. Aparentemente, era más importante resolver el problema político de los «herederos», la Republica espera y la gente pasara trabajo, el voto será el castigo, y el peso de la Ley en el futuro para ajustar los desaguisados cometidos. Aparentemente, era más importante resolver el problema político de los herederos, la Republica espera y la gente pasara trabajo, el voto será el castigo, y el peso de la Ley en el futuro para ajustar los desaguisados cometidos.