(borrador)

El dilema del prisionero en un juego donde Venezuela vuelve a perder, situada en un plano de perdedor, de la mano de una continua caída en el nivel de produccion, su participación en el cartel OPEP es absolutamente irrelevante. Con el caso Venezuela, agregando Nigeria, Irán en el corto plazo y otros la OPEC no representa lo que un tiempo mantenía su precio hacia arriba de los precios del petróleo como productor marginal capaz de afectar los precios del petróleo bajo una decisión que implique un recorte del petroleo dirigido a estrechar la oferta y lograr precios mal altos que hagan posible remendar el ingreso fiscal perdido cabalgando en unos  hipotéticos nuevos precios.

OPEP y los precios politicos: no apto para nostálgicos

Ese esquema de imponer precios politicos, esta sepultado desde el 2014, el mercado petrolero tornó en un mercado competitivo con costos marginales en el mercado con escasa dispersión, generado por un lado por la presión fiscal de los mayores productores en el cartel, y por el otro en un supply side shock producto de lo que han llamdo la revolución del shale oil shale, por un lado y la veloz política de desregulación del mercado petrolero americano, que hizo de USA el primer competidor de ese nuevo mercado petroleo.

La opinión pública está lejos de comprender ese fenómeno, por un largo tiempo ha estado supeditada al dominio de una información -asimétrica- proveniente y dosificada , entre los grupos de interés que controlan el mercado y con ello precios politicos -por encima del plano de equilibrio- enjugando elevados ingresos fiscales, meta de largo plazo de la OPEP y paradójicamente retrasando el desarrollo económico, y envileciendo sus economías bajo en interés de los grupos de interés dominantes en esos medios, transfiriendo recursos y fondos del sector privado al Gobierno.

Los shale oil shale

Con la revolución del shale oil shale y la rápida desregulación del mercado americano desde 2016, los costos marginales se reestructuraron en convergencia creando se un precio de equilibrio con tendencia a la baja, las condiciones reales generadas por un shock de oferta, tecnología, desregulación y cambio del modelo de negocio de las tradicionales majors a un mercado las ligero y de bajos costos cubriendo sus necesidades fiscales sen el mercado de capitales de riesgo…

Las empresas que emprendieron la produccion en los shale oil shale han aceptado el reto de los precios rígidos al alza a mejorar aceleradamente las tecnologías, dirigidas a reducir los costos marginales, ello aglomero los cotos de produccion de estos crudos no convencionales -crudos -convencionales para lograr una rentabilidad apreciable, porque ls derechos de propiedad en los shale oil hicieron posible eliminar los conocidos costos de transacción que genera la produccion en los países donde el estado es además de propietario, productor, y la política espera que la parte mayor de la renta incremente el denominado government take.

Renta, monopolio y la necesidad de precios sobre el punto de equilibrio

Fenómeno más mediático, preferimos la narrativa económica para con un lenguaje menos ambiguo, defina, que la industria petrolera en esos países ha definido por delante como el ingreso fiscal que fluye como renta del petroleo, algo que podemos considerar la diferencia entre la renta monopólica, y los costos totales, incluyendo las deseconomías de los derechos o regalías. , lo que en lenguaje más preciso económico, en esos países con el PetroEstado el recurso, el commodity tienen nominación fiscal, como lo impuso la constitución de 1999 en Venezuela, fenómeno que curiosamente la opinión publica petrolera venezolano no comprendió.

De hecho, el recrudecimiento del estatismo es fuerte en los grupos enajenados por el gobierno de la industria petrolero, muchos de ellos viven con la fuerza de la nostalgia de aquella rentismo que los lleva declararse meritocracia, así para un meritócrata la recuperación de PDVSA es punto de honor, ya que ello lo coloca en las filas no privatizar, y sostener el PetroEstado de alguna manera, las fuerza de la nostalgia al respecto son tan fuertes como en la clase política, ello desde luego marca la relación biunívoca entre los partidos de la llamada democracia creadores del modelo del PetroEstado, aun respiran teniendo fuerte esperanza que el petroleo vuela a dar los caldos de la política.

Volvamos al juego de los precios en un mercado petrolero muy competitivo que lo dice la aglomeración alrededor de cierto punto de equilibrio un medio en los cuales para mantenerse en el mercado solo queda la innovación tecnológica y los cambios rápidos y trascendentes del modelo de empresas que se generaría con el envió al mercado de las economías del recurso petrolero.

El colapso petrolero Venezuela, los costos  dentro de la OPEP

El caso de Venezuela ha ido contrapelo en contraviento y ha colapsado quedando la mayoría de sus crudos fuera del mercado. Habrá que estudiar a fondo en Venezuela, delpleation, declining, y la destrucción de yacimientos y el mal uso y destrucción de la tecnología que operaba en condiciones cuando el costo de produccion -marginal- se mantenía, aunque en delicada posición con n relativo gap que permitía al gobierno capturar un volumen de renta petrolera que constituía entre el 35 y 45% del ingreso petrolero en la estructura fiscal del Estado.

En la medida que los costos fueron creciendo el ingreso fiscal al gobierno iba colapsando, el tiempo de comienzo de esto se podía leer en los estados financieros de PDVSA entre 2011 y 2013 cuando se verificaba que los flujos del ingreso petrolero eran cubiertos en términos de divisas en el BCV eran sobrepuestos con el ingreso por endeudamiento; la consecuencia natural era una pérdida de competitividad, y una industria que se dirigía al colapso, eso es perfectamente visible en los Estados financieros de 2011 y 2012;

Para 2013 el ingreso fiscal era el 40% del ingreso fiscal total, y la deuda de PDVSA agravaba el color negro en el flujo de caja de PDVSA. Por alguna razón la opinión pública petrolear no podía entrar en esta dimensión, los economics del petroleo venezolano se arrastraban desde 2011 al colapso.

Los acuerdos entre OPEP+ Rusia debilitados por que el mercado en pleno crecimiento no quiere pagar más de sesenta dolares por barril  los grupos de poder en la industria OPEP y grandes empresas y muy diferente al pasado cuando la OPEP utilizaba el mecanismo de cut and paste para reducir produccion y elevar precios en el corto plazo y en el largo las extensiones de los recortas en  caso que los precios mantengan presión a la baja o si se vuelve a producir los precios tienden entocnes a la baja. Resuelto ese -falso- dilema, la  OPEP no parece servirle a los originarios. Lo cual no es para sorprenderse, el mercado es competitivo y la cadena de países exportadores se ha estirado. La solución podría viene actuando, un “supply side game”: la desaparición del petroestado, costos y tecnología.

Un poco de Teoría de juegos: teoría de decisiones

Veamos desde Teoría de Juegos, quizás el más completo análisis de lo podría realmente ocurrir en el mercado petrolero afecto de la OPEP y sus asociados, fusionemos “el juego” con el análisis económico de costo beneficio, Desechamos el esquema neoclásico por incompleto, es inservible por actuar capturado por experimentos de ingeniería social.

Todo juego tiene una estrategia para ganar(perder) en una realidad donde siempre habrá ganadores y perdedores, habrá empate cuando la solución no sea óptima, no hay un ganador, en términos de costo beneficio, y un juego donde todos ganan; en esas condiciones, no serán posible; en un win-win game las condiciones son otras. Como asumimos un mercado libre y competitivo y abierto, contamos con mecanismos transparentes de arbitraje y como en el ajedrez el juego es abierto, las reglas así lo piden, todo dependerá del sentimiento competitivo que se apodere de cada player. Así, tenemos que la mayoría de los juegos que encontramos en el camino son cooperativos. Los hay competitivos, sin dejar de lado los juegos o dilemas falsos sin solución óptima ni negociada, que podríamos agruparlos en juegos perversos, el incentivo para el jugador es “perder”.

Finalmente, un modelo cooperación conocido como “solución Nash”, nos permitiría un balance de costos y beneficios; algunos acotan que esa definición de juego cooperativo al estilo de la solución Nash juega dentro de la OPEP, sin embargo hay que agregar en contra de esa propuesta que el juego de cuotas con recorte de la produccion para desviar los fondos a través de los precios en alzas al contraer la oferta del commodity, encontramos un fenómeno que los equilibrios “en la OPEP no tienen largo plazo.

Por el contrario, los acuerdos de recorte de la produccion para traer a sus presupuestos los fondos via precios han generado un volumen considerable de efectos perversos en el largo plazo; a saber, insostenibilidad en el largo plazo. Ese fenómeno  retroalimenta ese carácter perverso de un grupo de productores no dispuesto a respetar los acuerdos y por el otro los niveles de costos marginales a lo largo de los países en la OPEP establecen mecanismos perversos de redistribución de esos efectos bajo el impacto redistributivo, de los beneficios que reciben los países con menores costos marginales

Es importante, sin embargo, comprender que, en un mercado competitivo, la OPEP pierde la capacidad de productor marginal y por ende la posibilidad de beneficiarse con la implementación de precios politicos generados por criterios fiscal de sus finanzas públicas. En un mercado competitivo las cuotas son parte de la perdida de competitividad de algún productor o productores que deseen hacerlo

Cuotas y “cheating”

En relación con las cuotas vale recordar la conocida “cláusula cheating” que ja opera rotativamente para redistribuir las deseconomías del acuerdo; es decir, todos tienen acceso a jugar con la mano adelante.  Todo este juego de acuerdos dentro de la OPEP para redistribuir la produccion y con ello sus recortes, para aumentar artificialmente  los precios y que han favorecerían a los menos competitivos ha llevado a Araba Saudita a prácticamente acabar con ese acuerdo por ineficiente. Los grandes cambios en el mercado petrolero bajo el actual supply shock que se hizo sentir con una reducción en el precio en el mercado del 50% parecieran ser definitivos, la razón de fondo, hay petroleo como arroz picado.

Petroleo en el “dilema del prisionero”

Volviendo a nuestra teoría de juegos, nos queda revisar la propuesta “solución Nash” (no confundir con equilibrio a lo Nash) plantea un problema de optimización bajo un cierto esquema de negociación, -fenómeno que a todo evento dentro de la OPEP es imposible alcanzar porque no hay equilibrio entre las diferentes posiciones fiscales que aparecen frente a la renta petrolero o del ingreso petrolero como ingreso fiscal. De todos modos, la negociación dentro de la OPEP se hace sobre la base de unos fuertes y otros débiles.

Con ese esquema de análisis, se puede observar que, entre los diferentes miembros de la OPEP, ahora “aumentada” con uno de los free riders de siempre, Rusia, quedando solo México fuera del juego, ganando sin apostar, Rusia dio un paso adelante para cargar, aparentemente con más costos que beneficios en lo que parece haber sido una apuesta de corto plazo dada las características consecuencias abrasivas de su gran desequilibrio fiscal, dada su incapacidad en años -posterior a la debacle del socialismo- de desarrollar un fuerte sistema económico capitalista.

La transición del socialismo al capitalismo que literalmente abortada por la presencia de la “dependencia del camino pasado” el cual, fracasado durante los primeros años de caída del socialismo dado el enorme desequilibrio fiscal evitar en éxito de las reformas y cambio institucionales que se heredaron del socialismo, de alli que su costo de oportunidad, aun no muy claro, podría confundir a muchos quienes pensaron que habia beneficios para Rusia a ambos lados del juego, con precios bajando o subiendo, ya volveremos sobre esta afirmación.

De nuevo el dilema del prisionero

Veamos el detalle, en ese mercado petrolero y que opera de manera similar al   teorema del prisionero -nosotros agregaríamos al de la Tragedia de los comunes para envolver las ineficiencias de la propiedad estatal en la industria del petróleo- envuelve decisiones que se convierten en acciones colectivas, cuya lógica no es simple referirla, pero hagámoslo desde una abstracción teórica, al final de la nota. En el dilema del prisionero, dos partes se podrían beneficiar cooperando, pero el beneficio tiene un costo, recordemos que es Teoría de Juegos con teoría económica.

Si los players no cooperan, y no tienen por qué hacerlo, dado que el dilema no tiene realmente solución óptima, pero si hay final, los incentivos de ambos se mantienen, pero ello indica que al final el costo será mayor para ambos, de todos modos, aunque mayor en relación con una solución cooperada, siguen siendo uno menor que el otro, al menos que el juego sea un no-win win game; se trata de evitar ese escenario.

Así veamos que la OPEP contiene esos tres problemas. Por un lado, los saudíes y los iraníes no quieren tomar ninguna acción que beneficie al otro, incluso así esa acción los beneficie a ambos. Ellos buscaran arreglar un menor costo repartiéndolo entre los otros miembros y es eso; lo que hacen los recortes, una especie de ilusión que dice que si recortan ellos ganan en el precio, pero es falso porque si recortan y sube el precio los shale oil producen más (recordemos que los incentivos de estos son diametralmente opuestos y distintos a los primeros), estos son ventajas de operar una industria del petroleo bajo propiedad privada. Lo de la OPEP son posiciones rentistas y fiscales, al costo de descapitalizar las industrias, el caso venezolano es espectacularmente grafico para que muchos renuncien a ese esquema. Sin embargo, lo dudamos, el juego de incentivos en ese esquema mercantilista esta en los grupos politicos que controlan el Estado, acá el fenómeno del PetroEstado.

El dilema no solamente no nos da la solución; sin embargo, nos muestra el camino para superar las ineficiencias que genera una industria con derechos de propiedad mal definidos, Así tenemos que es prácticamente imposible impedir que los países miembros dentro de la OPEP hagan trampa y produzcan más que su cuota. Esto ha estado medio resolviéndose, por años, rotando el cheating, así lo que logran es que no haya el beneficio del “recorte” porque se toma a cambio el escenario sin recorte aun con un contrato firmado que pudiera convencer al mercado que ellos podrían cumplirlo algún día.

La OPEP y un  mercado petrolero internacional que opera con eficiencia y competitividad.

Así, ellos según lo que esta teoría, -fenómeno que en algún momento podría ocurrir- el ingreso obtenido en términos de mercado libre, -y con menor precio de mercado- les permita entonces tomar aprovechar la eventual reducción de sus costos marginales y así aumentar la producción estimando la demanda buscando en el mediano plazo aumentar los precios -bajo las reglas del precio político- podría generar un juego de alta incertidumbre y en consecuencia el juego volvería al escenario de un no-win-win game,.

Este juego en el mercado internacional no describe precisamente lo ocurrido durante unos 50 años con ese juego dentro de la OPEP, y en muchas ocasiones en el largo plazo la OPEP ha perdido -relativamente- lo cual bajo el rigido esquema fiscal que impone la renta del petróleo en ese club de productores y propietarios simultáneamente, lo que devela es cierto mecanismo automático que descapitaliza la industria con relación al mercado -demanda- creciente por los fundamentales de la economia.

Bajo este horizonte, la posibilidad de recapitalizar su industria de los países en la OPEP tendrían que seguir el ejemplo de Arabia Saudita que ha adelantado la privatización de un sector de su industria petrolera a través del mercado de asociación via mercado de cpaitales y ofrecer abiertamente en el mercado un volumen de acciones que traería la conexión entre mercado y produccion, y así resolver el problema del reparto de la renta entre los diferentes grupos de interés y clases que detentan el  poder en esa tierra de Ala.

El mercado de lutitas y la conversión del mercado petroleo en términos de eficiencia

Del otro lado del mercado, el que funciona con eficiencia y en poder de empresas y capital privado, lo que le libera de las restricciones fiscales que condicionan la oferta petrolera OPEP, se observa que gracias a la tecnología aplicada en esas condiciones de eficiencia competitiva, ha logrado crear un descentralizado mercado de oferta de petróleo, que ha reducido sus costos promedios en más de un 50% -en agregado- y aumentar su producción en el menor tiempo y con un extraordinario volumen de ganancias, produciendo petroleo de lutitas a niveles masivos de producción y en el marco de precios competitivos y fuera de la OPEP, colocando en el mercado alrededor de siete millones de barriles de buena calidad de petroleo y con lo cual debilito la fuerza del producto marginal OPEP.

Esta oferta de petroleo descentralizado en el mercado en una especie de productor marginal capas de acabar con el esquema de precios politicos que ha durado más de 50 años en el juego del cartel. El mercado en estos cinco años aprendió la lección y la revolución del oil shale oil, la oferta petrolera sin restricciones políticas creció a niveles en los cuales tanto para Arabia Saudita y Rusia, dos PetroEstados, sacar del mercado a los descentralizado mercado americano, creando una fuente importante de petroleo cero riesgo y cuya dependencia está sujeta a las leyes del mercado y lo más importante si el riesgo fiscal en el mercado OPEP que generan países donde el ingreso petrolero es fiscal en el origen..

En las reuniones de la OPEP se ha discutido ese juego, dado que era evidente el hándicap de ineficiencia que opera el cartel de países cuyos costos de produccion han permitido una colosal dependencia del petroleo como ingreso fiscal. Algunos países han construido fondos soberanos dirigidos a compensar la caída del ingreso fiscal petrolero en los momentos de caída de los precios; sin embargo, esa fuerza financiera estará sujeta los shocks negativos en el mercado petrolero al caer los precios de los activos que representan esos fondos soberanos.

Es económicamente y facil de comprender que, si la OPEP recorta producción como grupo o cartel, no alcanzaría mayores beneficios como los que pudieron haber tenido en los setenta y ochenta, y eventualmente en los noventa, porque el mayor consumidor – el mercado de América de Norte es al mismo tiempo un mercado libre -y abierto- donde con costos marginales competitivos pueden producir en rangos de precios menores a los que se conocieron en el inicio de la revolución del fracking. El mercado petrolero siente la fuerte restricción presupuestaria de origen fiscal que hay dentro de los países de la OPEP más Rusia, por las razones conocidas.

Ineficiencia y competitividad en el mercado petrolero

Recordemos el mecanismo ineficiente que induce los incentivos del PetroEstado, hacia el recorte para levantar los precios, un juego que ya no opera con el automatismo de decadas pasadas. El petroleo como renta fiscal no paga hoy la colosal factura fiscal de la mayoría de países en la OPEP, la enfermedad que llevo al colapso a Venezuela y que pareciera que la lista de otros potenciales colapsos ya está en movimiento en la medida que se vislumbra el pico de la demanda y que el horizonte competitivo de las energías alternativas al petroleo no lo define a contrapelo precios del petroleo y precios de las energías alternativas sino un complejo sistema económico donde la seguridad energética y otros factores en sus cadenas de oferta, ambiental, y progreso tecnico,  determina la competitividad de todas esas fuentes de energía incluyendo al petróleo.

Al final, son los derechos de propiedad sobre las cosas, los que definirán los incentivos, -como ocurre con el shale oil shale americano a diferencia con lo que define la propiedad del Estado y la dependencia fiscal frente al flujo de caja de la industria petrolera. Asi podemos definir, por ejemplo, que esas naciones en la OPEP hay comunión de incentivos, los que no posee Noruega.

En este pais los potencialmente problemas fiscales que muestran los países de la OPEP, por ejemplo, fueron divorciados de la renta del petroleo dejando que las finanzas públicas en Noruega no dependieran de las presiones fiscales sobre el mercado petrolero, el mercado opera con incentivos privados, y es el ingreso fiscal en impuestos los que se encargan de generar el ingreso fiscal en el punto de objetivo de seguridad fiscal por recursos provenientes del mercado privado -impuestos- y no renta de petróleo en condiciones de renta petrolera bajo propiedad de la Corona.

Asi la inversión por decadas de la renta del petróleo elimino la restriccion y potencial dependencia fiscal del petroleo de la Corona en el mercado “privatizo” la renta y con ello libero a Noruega del perverso incentivo petrolero de un Estado propietario y productor, el Petroestado. En Noruega, tuvieron tiempo, experiencia e intelligentzia nacional para privatizar la renta del petróleo y mantener su economia no petrolera en expansión, con mínimo impacto es la economia no petrolera.

Sera acaso otra jugada ‘geopolítica’ que intente revivir los precios politicos OPEP?

Ahora llevemos a este análisis la rivalidad entre Irán y Arabia Saudita, los actuales polos ideológicos dentro de la OPEP enfrentan un serio problema ideológico-religioso, por lo que ambos países funcionarían con algo de swing producer para balancear los beneficios del contrario. Quizas y como en el caso macro OPEP, el mismo fenómeno lo podemos caracterizar y estudiar en el marco del teorema del prisionero con dos casos, el iraní y el saudí.

Aunque pensábamos que Rusia jugaría mejor con Irán que con A. Saudita, ha resultado un problema de liderazgo en lo que queda de la OPEP. Algunos lo consideran como fenómeno geopolítico, pero no parece serlo, Es el juego de Rusia pudiera ser geopolítico, un residual económico por el gran fracaso de Rusia en convertirse una potencia capitalista, lo hace dependiente del petroleo y no le queda otra que pactar con la OPEP bajo la fuerza militar que ellos despliegan en el área, para tratar por ese camino de reducir la presión fiscal de la renta petrolera, egresar a los tiempos su alianza con el mundo islámico de la vieja Union Soviética. Mientras tanto, el mercado de armas seguirá viviendo en el Medio Oriente.

Tenemos que recordar que el modelo neoclásico del hombre como ente que maximiza su utilidad o beneficios es a menudo incorrecto para llegar a esta conclusión a la cual hemos llegado en una cuartilla y media. El ser humano es “racionalmente envidioso” pero ello no se puede transferir a los países productores porque los derechos de propiedad, y el lucro es lo que incentiva mayor o menor egoísmo   Los sauditas pueden estar quemando sus reservas financieras -fondos soberanos- rápidamente, pero prácticamente todos los demás países  en la OPEP están en posición decadente.

De alli la probabilidad generada por una mezcla de causales físicos, politicos y económicos, como ha sido el caso Venezuela el pais muestra sin vergüenza  el camino del resto de países petroleros en la OPEP; ya ocurrió entre los 80 y 90 con Pertamina la empresa estatal de Indonesia que colapso y quebró, cambiando el rostro de Indonesia como pais productor de petroleo, al menos para su mercado interno. En general el mercado de la energía se ha ampliado considerablemente, el petroleo tiene competencia como fuente de energía y será Europa, y luego China y así como tambien USA pese a ser idem el primer país por volúmenes de produccion, los mercados para esas fuentes de energía con mayor poder de compra.

¿Y después de la pandemia qué? El rebote y los precios en alza

Queda por estudiar y estando ya en la etapa de salida de la Pandemia del virus chino el mercado petrolero rebote, la demanda crezca al retorno del lockdown, y se vuelva al gap de equilibrio en los precios, con una fuerza productora de Rusia y Arabia Saudita volver al equilibrio, curioso y contra corriente, ese acuerdo pareciera dirigido a no aumenta la produccion pero tampoco cortan más allá del impacto fiscal por caída del ingreso fiscal petrolero a estos dos países una especie de tapón que nos diga que ninguno de ellos quiere abandonar mercado -recortando produccion- y tampoco impactar negativamente sus delicados problemas fiscales, y que en ambos casos  el equilibrio marginal está muy cerca del punto en el cual la oferta, el ingreso fiscal y la produccion se mantienen en una red diseñada en un mercado competitivo.

Sin embargo, la reducción en la producción no se produce en Venezuela como consecuencia del acuerdo sino por desinversión y descapitalización, junto con la declinación de la produccion, nos muestra una  tasa de agotamiento vegetativo del recurso que acelera la caída de la producción. Los saudíes podrían pensar que pueden conducir una mejor oferta dentro de la OPEP cuando casi todos los demás se encuentren bajo severas restricciones fiscales, particularmente Irán, su contrario religioso en el Medio Oriente.

El precio del petroleo y a condena de largo plazo, cae en términos reales

Ello nos lleva a una conclusión preliminar, que los precios -reales- del petróleo permanecerían más bajos por un período de tiempo más largo, en realidad su descenso en terminos reales ha sido la historia del petróleo por más de 100 años, el consumidor ha aprendido a extraer energía con más eficiencia del mismo petroleo, así de simple, esa es la razón por la cual en el largo plazo en términos reales en precio del petrorle cae en relación con la importaciones de otros bienes generados con la energía del petroleo, decimos económicamente que en el largo plazo los precios tienden a la baja relativamente- un espacio entre 45-50 dólares el barril (Brent) y muy cerca el WTI.

¿Acaso podría esto cambiar en favor de todos allí en la OPEP? Quizás, un mayor crecimiento económico más rápido, los problemas políticos conocidos, (Venezuela, Nigeria, Angola, Libia, Irán etc.) donde se ha volteado a algunos la ecuación de agotamiento de petroleo de mejores precios – menor costo- la cual avanza a velocidad, excepto en Irak, pero también fuera de la OPEP, el agotamiento de las fuentes de bajo costo de los shale oil.

Por supuesto en el mercado los análisis que funden geopolítica con el petróleo han comenzado a desaparecer, porque el mercado petrolero es hoy un mercado donde se compite en base a costos -marginales- con un fenómeno de menor dispersión en costos y menor en precios, gracias a característica de fungibilidad del petroleo que carga sobre el productor con mayor costo el peso de mantenerse  en el mercado con menores beneficios que su contraparte. El horizonte muestra un mercado  fuertemente competitivo, y será China quien impondrá mayor peso en esa zona del mundo.

En un mercado competitivo…y como se forma el precio del petroleo

n un mercado competitivo, el recurso de cortar produccion para empujar los precios al alza no tiene durabilidad en el largo plazo, el cheating es generalmente más intenso que en condiciones de un recorte en un mercado dominado por la OPEP como productor marginal, el crecimiento sería más débil, crecerían los impuestos, nuevas tecnologías que reducirían costos, pero también en el lado de las energías que compiten con el petroleo ocurriría similarmente en relación con este factor tecnológico. En la actualidad, mi conjetura es que la producción marginal se centra en USA y Canadá y no se sabe la frontera de agotamiento, ello estimularía al mismo tiempo a nuevos  saltos tecnológicos sobre menos costos financieros, un mercado -en esos dos países-con mercados más libres y menores tensiones regulatorias, en ese plano siguen el curso de los shale oil, con   de negocios más rentables.

Pongámoslo de esta manera, un fuerte aumento en la producción podría reducir los precios altos actuales, mientras que una decisión de mantener los niveles de producción pondría la escena para una gran reducción de los inventarios de petróleo y un rally de precios en el mercado, es lo que leemos de los traders. ¿Pero rodémoslo con esta pregunta, es eso realmente correcto?

Un aumento de la producción debería reducir los precios a corto plazo, pero ello a cambio de mantener in crescendo los volúmenes de producción, en el largo plazo, hay abundante evidencia empírica que lo confirma, pero el aumento de la produccion debe ser sostenido y en equilibrio. El fenómeno fue utilizado con relativo éxito en el pasado no lejano, pero ello podría inducir una ralentización en la economía mundial, generando al fin del ciclo una caída en la demanda, y desde luego en el crecimiento económico en el mediano plazo.

El efecto en el corto plazo se sentirá como una caída -eventual- en precios en el corto plazo si una recesión es arrastrada en ciclo, inducida o ayudada por el alza en los precios se comporta como una expectativa real en el mercado. De todos modos, estaríamos observando una caída en el precio aun en el mediano plazo; sin que se nos escape el hecho que en el fondo dependerá de la resistencia en el tiempo de quienes compartirían el recorte de la  producción, y sabemos por la experiencia en los últimos años que esos acuerdos no tienen largo plazo. Como se puede observar, pese a las causalidades de precios a costos, la recesión podría reducir los precios de la economia y con ellos los precios del petroleo.

El primer escenario arriba conduce a precios más bajos con volúmenes más altos y el segundo a precios más bajos y volúmenes más bajos. La OPEP en ese caso podrían incrementar las cuotas entre sus miembros, y así tomar ganancias hoy dependerá de factores temporales como nunca, particularmente en el impacto que sobre la situación fiscal imponga la caída en los precios. Se necesita conocer si su competidor -dentro y fuera de la OPEP- está jugando un juego largo o corto, de manera que esto permita conocer la función de reacción de su competidor. El fenómeno perdió recurrencia hacia finales del 2014 cuando los precios cayeron más de un 50% lo que indicaba que estábamos en medio de un saludable supply side, y una caída intensa y continua en los costos marginales, nuevas shocks tecnológicos y nuevos precios de equilibrio y abundante petroleo en el mercado.

¿Alguna conclusión respecto de los PetroEstados del Medio Oriente petrolero ?

La conclusión final es que le hemos dado vuelta a la zaranda para llegar al punto inicial, Quizás se logre aprender que en el largo plazo, el precio del petróleo está condenado a caer….esto no es difícil evidenciarlo por 70 años consecutivos, pero un poquito de economics podría ayudar a muchos a comprender que solo siendo competitivos el petroleo entra en el mercado y la OPEP ha perdido competitividad puesto que sus incentivos son fiscales y ha perdido competitividad precisamente porque sus incentivos son fiscales. Evaluando la evolución de su renta fiscal en estas decadas podemos notar que pese a los esquemas politicos de recortar produccion para aumentar precios, no ha podido detener una pendiente negativa en el largo plazo por la caída del precio relativo del petroleo, en un escenario de una tasa de retorno para un fracking es 18%, un competidor de la OPEP requiere y necesita 45-55%, y ya no es posible, y el caso Venezuela que está en el extremo y lo estamos viendo, podría competir -eventualmente- si decide privatizar contratos,

Podrá hacerlo esa clase política que heredo un pensamiento retrogrado de hace 40 años, y le gusta ignorar que hoy no es posible, después de todo somos 30 millones y el número de barriles per cápita en 1965 era 126 y hoy son apenas 24, es decir, apenas el 20%….pero si se privatiza, y se dan buenos incentivos, la política no tendría renta, pero el país tendría crecimiento neto del PIB el cual solo se reparte por el mercado y no a través del gasto público alimentados con ingresos petroleros. (ver gráfico)

¿Qué haría hoy la clase política de ayer? ¿Haría los mismo que quieren hacer sus hijos políticos y putativos? Esto ocurrió ayer durante unos 20 años, hoy no alcanza ni para servir los intereses de la colosal deuda que se amaso para pagar la política. Y ojo si no obedecemos a la historia y a la economía, y no hacemos a la tierra llorar a ese ritmo, el país se descompondrá en localidades enemigas, todos en el paleolítico de nuevo viviendo de la pesca y de; la caza, hoy Sudan Somalia, Libia, y muchos más hacen eso, los Estados Fallidos del mundo en decadencia, y con ellos Venezuela. Que Dios nos cuida, o quizás sea tarde, y no tengamos remedio en el corto al mediano plazo,

Araba Saudita y Rusia contra el mundo, en la ruta de desbancar el fracking americano

Frente a ello, la idea que Arabia Saudita y Rusia iniciarían una guerra de precios del petróleo en medio de una pandemia global ha sido pronosticado por medios especializados y consultores petroleros, proyección que ha padecido de racionalidad y teoría económica, además de evidencia empírica, que puedan explicar ese “curioso” fenómeno; de la misma manera, tampoco sentido teórico en teoría de decisiones que pudieran explicar esa estrategia petrolera basada en una guerra de precios. En realidad, desde que surgió el acuerdo OPEP y Rusia, se replicaba para el caso de Rusia al acercarse a la OPEP su mayor dependencia fiscal del ingreso petrolero, y ello arrastraba a Rusia el mismo cuadro de análisis de los países que fundaron la OPEP y de aquellos otros que se fueron agregando al cartel; el  objetivo era y fue y será desbancar a las empresas en el mercado de lutitas en USA.

El síndrome del PetroEstado ya habia  tomado a Rusia, una vez que se produjeron dos historias la incapacidad de la economía rusa de desarrollar su capitalismo y el retorno del petroleo a propiedad del Estado, la agenda económica de Putin era evidentemente la misma de CAP en 1973 y Chavez en 1999 reponer la propiedad del Estado sobre el petroleo y su renta, eran objetivos redistributivos sobre una renta petrolera ahora en poder pleno del gobierno una vez renacionaliza una buena parte del petroleo privatizado en 1989, bajo un reparto masivo del ingreso fiscal petrolero, necesario para llevar su presencia política bajo un cuadro constitucional de derechos sociales en lo que podemos acercar a un sistema de beneficencia pública sin otro limite que el agotamiento de la renta lo impidiera.

Ese ingreso se utilizaría igualmente en la expropiación y nacionalización del capital privado, nacional e internacional. Por cierto, Putin tambien tenía metas similares en Rusia, con el poder político sobre el retornado petróleo a propiedad del Estado y así incrementar su produccion Un regimen similar al establecido en Venezuela por la clase política que tomo el poder en 1958, tres gobiernos consecutivos bastan para comprender el problema fiscal ruso, hoy en condiciones de stress financiero y fiscal

¿Cuál será entonces el outlook de los precios?

Así observando la evolución de los precios para principios de año, y desde una perspectiva, más útil para su comprensión en condiciones económicas energéticas de mercado más competitivo, la teoría de juegos y/o teoría de decisiones- dentro del marco económico en que se desarrollan Rusia y Arabia Saudita atrapados en el dilema de precios y volúmenes, no era difícil, podríamos avanzar sobre lo que ocurriría en el largo plazo, de Rusia acercándose a los cuadros de stress financiero y fiscal de los países petroleros en el Medio Oriente, particularmente Araba Saudita.

Analistas han llamado al desglose de OPEP+ y el levantamiento de los recortes de suministro que mantuvieron equilibrado el mercado del petróleo en los últimos cuatro años, como un grueso error, hasta suicidio colectivo. Sin embargo, se percibe que un mercado más competitivo, lo más natural es el colapso del cartel OPEP, Rusia se acercaba a tomar las ganancias y no compartir las pérdidas de todo acuerdo cooperativo que implica un approach de costo beneficio, bajando la produccion y compensando con mayores precios para compensar la caída del ingreso petroleo por el recorte en la produccion. Los analistas  petroleros, muchos de ellos no pensaban que el mercado estaría más lejos que antes de un acuerdo cooperativo, una versión del dilema del prisionero siempre y cuando la suma de Rusia al cartel compensara la expansión en la produccion de petróleo gringo, lo cual era un error.

Rusos y árabes contra los petróleos de lutita

El acuerdo OPEP+ se hizo difícil orlo que Arabia Saudita y Rusia prefirieron cargar sobre el petroleo americano.  o; así percibíamos un nuevo mercado del petróleo competitivo en colapso -el cartel- porque su factura fiscal cada vez es más compleja pagarla con petroleo, -fenómeno por el cual pasan todos los países OPEP. El análisis económico es fortalecido por la teoría de juegos, era evidente que en el inicio de una epidemia que rápidamente la OMS denomino pandemia, seria más  cómodo aumentar la produccion y así desbancar los productores del fracking y así forzar a un precio menor que afecta no solo a Rusia y A Saudita sino a USA.

El modelo de cooperación entre Rusia y A Saudita ganar perdiendo, hoy todos esos países, incluyendo Rusia y la OPEP enfrentan un precio en bajad, no será por mucho tiempo, pero habiendo auto golpeado se podría llegar a una situación grave para todos, incluyendo USA, cuyo cuadro critico empeoro cuando el gobierno prefirió ir al lockdown. Muchos gritaron, primero la salud y luego la economía.

Para optimizar ingresos petroleros, grandes productores de bajo costo, Arabia Saudita, el «monopolio dominante» en lenguaje de la teoría de los juegos y economía — deben equilibrar las aspiraciones contradictorias de los precios y las cuotas de mercado, y los volúmenes a recortar según el modelo descrito arriba en los dos últimos párrafos. Y la razón es simple; la OPEP considera que el precio de equilibrio del petroleo crudo, denominado por ellos, “precio de estabilización” como parte de su objetivo, en su mundo real, su  alcance sucede en el margen, la forma como se construye en la economía, en la teoría económica, en teoría de juego ese equilibrio” es relancino, para graficarlo con esta narrativa.

Rusia, de free rider a pagar el costo por el recorte, con el síndrome del PetroEstado del Medio Oriente.

Se supone que el interés de la OPEP  es dejar que el ciclo del negocio se alcanza bajo continuas y cuando esas ventas se detengan, al subir los precios -como lo dibuja el modelo arriba, el «monopolio» referido al productor marginal en el cartel, se beneficiaría con mayores ingresos. Sin embargo, la evidencia empírica no es concluyente, para aceptar a raja tablas el supuesto del modelo, dado el alza de precios va contra el otro extremo de la propuesta el mercado se contrae y a menudo las ganancias alcanzadas por los nuevos elevados precios, retroceden con la perdida generada por menores volúmenes en esas ventas, y es acá donde las ventas se detienen.

Las razones muy económicas, la caída de las ventas ocurre porque su » competidor marginal», aquellos productores de mayores costos que los suyos, incentivan la inversión produciendo mayores volúmenes, una nueva capacidad de produccion y eventualmente menores costos marginales. Como se observa, la teoría económica es atendida por el juego entre pares en el mercado, y en consecuencia los escenarios y dimensiones se haran más complejos y por ello, la toma de decisiones es no es un juego directo, dado que el objetivo de elevar los precios, como lo establecen los supuestos del modelo descrito.

Veamos cómo opera el mercado costos y precios y algo de teoría de juegos

En ese sentido, los precios podrían caer en el cortísimo plazo, pero el impacto por el volumen de petroelo recortado se debilita por la acción de los otros productores marginales” y el nuevo volumen de petroleo producido no lo predijo la teoría de juegos, pero está en el poder predictivo de la teoría económica que concluye que los supuestos del mercado de ese modelo no ocurren dado que el mercado es ciertamente competitivo, y el cartel opera de manera ineficiente,

Ese cambio en la función de costos de produccion los incrementa, por lo que la inversion realizada pierde eficiencia en el periodo propuesto para generar el resultado de mayores precios, menores volúmenes de produccion, menores costos promedio, pero mayores costos marginales, hace que su inversión realizada pierda eficiencia en ese tiempo. La consecuencia en el mediano plazo, tres años según algunos resultados empíricos, el fenómeno los  hará vulnerables a la hora de competir en el mercado abierto.

Al final, tarde o temprano, el monopolio dominante, en nuestro ejercicio, Arabia Saudita,  solo o acompañado con Rusia podría retornar al punto de equilibrio marginal, al aumentar la produccion, precisamente lo ocurrido entre Febrero y Marzo, al aumentarse la produccion y reducir el costo marginal, pero esta vez detrás de un objetivo que no estaba en el modelo presentado arribe, dado  de menor costo- con lo cual forzaron una caída del precios al entrar en un overshooting bajo una fuerte cambio en mayores produccion en busca del descalce de los balances de los petróleos de lutita.

Al final hemos caído en un escenario no previsto dado que no se estabiliza un comportamiento como el de los últimos dos meses que envió los precios sobre el margen de perdida y así cayeron las ganancias para todo el mundo bajo ese marco de bajos costos marginales donde la competencia puede exacerbar, la salsa que es buena para el pavo lo es para la pava las fuerza que trajeron los precios abajo se agotaron y no habiendo racionalmente un ambiente de recesión, los precios correrán detrás de sus precio de equilibrio.

Es lo que ha ocurrido dentro de la OPEP con el resto de los productores en la OPEP. La teoría de juegos completa la teoría económica y permite ir un paso o varios más adelante en la predicción en el comportamiento de los precios, así como del reparto del mercado aguas abajo desde el más competitivo hacia el menos competitivo, la regla dice que mientras más fuerte sea la caída aún mejor, algunos alegan que de esta Pandemia petrolera, solo Rusia y AS saldrán ganando, particularmente creo que en el margen, que es donde la economía ocurre, estan perdiendo todos, los precios en el mercado secundario ya son negativos, claro esto no durara mucho.

Caída libre entre la guerra de precios contra los shale oil y el virus chino

Por lo general, se necesita algún tipo de shock para conseguir el monopolio dominante para entrar en modo acantilado. A finales de la década de 1990, el catalizador fue el choque negativo de la demanda de la crisis financiera asiática. Durante el desplome más reciente del mercado del petróleo, en 2014, fue el supply side shock de petróleo de lutitas americanos. La pandemia por su parte acelero el ritmo e impacto de los shocks -un overshooting- el modelo contenía el supuesto de un shock “normal” este vivió un real overshooting y llevo a todos al mismísimo demonio.

El coronavirus lo ha proporcionado, en lo en teoría de juegos se denomina el acantilado, -con vista hacia abajo- la pendiente ha sido desbordada por el overshooting. El impacto de la demanda del coronavirus es tan devastador dado el volumen de lockdown estaría, según el modelo, favoreciendo a Arabia Saudita y Rusia la  oportunidad en las restricciones físicas en relación al almacenamiento, pero la velocidad a la cual se construyó un importante volumen de almacenes de petroleo extendiendo en consecuencia la capacidad de almacenamiento, y esto lo hemos vistos ya que los precios de los contratos en Mayo en adelante han comenzado a crecer, lo cual debilita la fuerza destructora puesta en marcha por sauditas y rusos.

Recordemos que la construcción de nueva capacidad de almacenamiento comenzo ya a finales de febrero. El mercado ha estado moviéndose lentamente -esperando el rebote- con escasa demanda, , de manera que los incentivos creados por el propio mercado después de caída delos precios en 2014 de un 50% estaba jugando con lo cual pese al volumen de lockdown la demanda se reactivada bajo rebote, el precio abajo impactara fuertemente a la demanda, su reacomodo no será el mismo en el mundo, sin embargo será fuerte como ha sido casi una regla en la economía americana, lo que a todo evento, arrastrara otras economía, Japón e India y China vivirían fuertes rebotes tambien pese a que la eficiencias de los gobiernos y servicios médicos publicos y privados, ha dado mucho que desear, los bajos precios moverían la demanda incrementalmente -marginalmente en términos su activación  económica,

El lockdown pudo haber arrastrado la economía en grado depresivo, -algunos temen sea larga, más de dos trimestres- está por verse, existe limitada evidencia empírica para modelar una reactivación económica tipo rebote, opinan algunos técnicos en el mercado, de todos modos el rebota es el próximo paso a un crecimiento económico algo mas abajo en USA y eventualmente a una recesión que permita reacomodar la base de la dinámica inversión americana posterior a un evento cualquiera que me podría disminuir el ritmo del crecimiento.,

En la economía y la teoría de juegos,

Las mediciones por satélite que realiza el mercado  muestran que el almacenamiento internacional de crudos se incrementó aceleradamente hasta más de 100 millones de barriles solo en el mes de marzo y continuo con el mismo ritmo en Abril lo cual según esos informes se estimaba que el 75% de la capacidad de almacenamiento tenía o mes hasta el 75% sus respectivas placas de identificación, quizás parte de las economias externas de la pandemia.

Durante el mes de mayo las condiciones variación y los precios en los contratos de futuros ya mostraban $40 y un mercado donde la demanda aceleraba desapareciendo el cuello de botella en el mercado de almacenamiento. Aunque el crecimiento del almacenamiento será importante para el periodo de recuperación de la demanda y los precios la tendencia cambiaba de signo en la medida que el precio del petroleo alcance sus niveles de equilibrio pre-pandemia.

Ese fenómeno obligó a la OPEP a reducir la produccion de petroleo, y como la construcción de almacenamiento comenzo temprano a principio de la pandemia, es previsible que, para ese precio en equilibrio, el exceso de oferta de almacenamiento señalaría cierta presión al alza de los precios. En virtud de ese hecho, la fuerza marginal de la OPEP para llevar los precios a niveles que superen los precios en los dias de la guerra de precios de A. Saudita y Rusia contra los shale oil americanos, es previsible que las presiones sauditas que marcan un precio de equilibrio fiscal de $117 el barril, es importante registrar un hecho, ese punto de equilibrio señala claramente que pese a los costos menores del petroleo producido en A Saudita, la crisis fiscal crece con fuerza al ritmo en que sus fondos soberanos muestran cierta velocidad de caída..

En términos de  la naturaleza del PetroEstado los relativamente bajo de los cotos de produccion de petroleo, los costos fiscales presionan a mayores precios, fenómeno que no es alcanzable en las actuales condiciones un mercado con exceso de abastecimiento y un precio real con tensión a la baja en el largo plazo.

Según  medios especializados los sauditas comenzaron a expandir sus inventarios, y en ese sentido, se ha especulado que saudíes y rusos habrían preparado la batalla de precios contra el petroleo de lutitas que hoy satisface el 50% de la demanda americana.  La estrategia ruso-saudita afecto a todo el mercado, quizás su intención rebazo sus expectativas, y equivocaron la estrategia, los precios subirán con la demanda y nuevamente el efecto equilibrio se cumplirá con la vuelta al mercado de los shale oil americanos. Es importante registrar que, en el largo plazo, las deseconomías en ambos PetroEstados el punto de equilibrio del precio y su curso fiscal estarían condicionados vivir bajo stress financiero en el largo plazo.

En el marco de conocimiento de la teoría económica y su abundante evidencia empírica podemos reconocer un mercado petrolero bajo un shock de oferta -desde 2014- de abundante petróleo en el mercado lo transformo en un plano competitivo, los precios se mueven arriba y abajo y el punto de equilibrio esta dado en el margen de competencia costos e ingresos generan en ese equilibrio, es lo que hemos visto en estos cinco años como un mercado competitivo “natural”, partiendo de sos supuestos traídos de la economía del petroleo, hay mucho petroleo, desde luego mucho más que piedras.

Con sus bajos costos y vastas reservas financieras, tanto Rusia como Arabia Saudita podrían soportar -según sus gobiernos- cierta caída en los ingresos petroleros por el colapso en los precios del petróleo -guerra de precios y el shock negativo del virus chino- y por ello estarían en mejores condiciones para soportar el shock negativo no solo de lo que llamaron guerra de precios como las consecuencias del lockdown impuesto por los gobiernos como respuesta al virus chino. En el marco de teoría de juegos, ambos productores desde una posición de productor marginal -comentado arriba resistirían el doble impacto negativo de la guerra de precios y del virus chino. Ellos nos sugieren que entre la guerra de precios y el efecto contractivo dejado por el coronavirus habia un juego de doble impacto entre Rusia y Arabia Saudita y él se reflejará en la caída de los petroleros de lutita americanos, el objetivo político de la alianza entre sauditas y rusos.

La geopolítica del petroleo y el virus chino nos parece mas una especulación en el marco de una profecía autocumplida, en realidad deja muchas dudas sobre la situación fiscal de Rusia producida por la caída de los precios y el ingreso fiscal, y el impacto sobre la industria de armas, así como los problemas saudíes en razón del costo de los conflictos y la paz en el Medio Oriente, el enorme peso fiscal que para Arabia Saudita representan esos conflictos políticos, que estaría moviendo el cuadro entre el petroelo y la violencia armada en esas tierras de Dios. Los sauditas corean a sus aliados en la OPEP que el premio de estas aventuras politicas y el virus chino es la eventual crisis de los petróleos de lutitas americanos que los haría salir del mercado unos cinco millones de barriles de un total de produccion de un total de siete millones de barriles diarios y reconvertir a USA en importador neto en petroleo, dependiente del petroleo del Medio Oriente.

 

 

Alexander Guerrero E

Economista, PhD (University of London)

MSc Econometrics Victoria Manchester University (UK)

Fellow Oxford University (UK)

Fellow Emory University (USA)

===================.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.