Alexander Guerrero

Que debe hacer Capriles cuando sea electo Presidente en Abril ? 

Terminado el clímax socialista vivido en el funeral del Presidente, se vuelve a la angustiosa realidad económica y social, a una inflación que tiende a hiperinflación, y no exagero, los sistemas de estimación de la inflación del BCV ya no son funcionales en el cálculo de la inflación, están rezagados de la velocidad con que los precios distorsionados por los controles crecen. Se retorna a una semi-paralisis de la economía con un control de cambio colapsado, convertido en un sistema de racionamiento de divisas, viniendo de una maxidevaluación hace dos meses y cuyo impacto contractivo ha sido brutal.

El gobierno anuncia un esquema paralelo y complementario a CADIVI para adquirir el dólar, lo cual a todo evento implica precios sustancialmente mayores que CADIVI dirigido –según voceros oficiales- a frenar la escalada de precios en los mecanismos alternos. Como el BCV y PDVSA no poseen la liquidez en divisas para abrir un mercado cambiario paralelo a CADIVI, la imaginería financiera terminara con un sistema –quizás un cachicorrinco- de canje de bonos, o papeles de deuda, quizás como los del dólar CANTV y permuta que opero entre 2003 y 2010. Las opciones para el mercado cambiario son ninguna, la razón fundamental no hay liquidez en divisas que pueda alimentar el mercado, tampoco hay libertades económicas como para que operen los mercados con algún grado de flexibilidad. La gran verdad, el control de cambio ha colapsado.

Que tendría que conocer Capriles ?

Quizás lo más importante que debe conocer Capriles es que los controles de cambio son mecanismos restrictivos que a veces y equivocadamente los gobiernos utilizan para un corto plazo y que resuelto los problemas, -nunca los resuelven- los controles desaparecen, pero al costo de todas las perversiones conocidas, corrupción, mala asignación de recursos y distorsión de precios relativos, que terminan en el tiempo produciendo los mismos problemas por los cuales los gobiernos los implementan,  todo, además, de mutilar las libertades económicas.  Así vemos que en CADIVI desde el BCV podría este ano haber oferta para unos 25-30 mil dólares, pero en condiciones de control de cambio, un escenario “óptimo” para el BCV, ello marcara la severa contracción de la economía actualmente en curso.

La demanda será en CADIVI obviamente mayor, porque los mercados saben que 6.3 Bs/$ no aplaca la crisis de balanza de pagos y la escasez de dólares “oficiales”. NO olvidemos que el gobierno es la mayor demanda de dólares, es el mayor importador de la económica vis a vis el sector privado. Así el gobierno se llevara la tajada del león, lo cual establece un entorno de depredación de precios a quienes su demanda no es satisfecha, y que tienen que irse por los caminos alternos y a precios viles. Incluimos acá, cualquier otro mecanismo alterno que el gobierno implemente en estos días.

Eliminar el régimen de depredación de precios que opera vía control de cambio

Por esa razón el control de cambio es un régimen de depredación de precios que descapitaliza y empobrece al sector privado. Esto debe saberlo Capriles. Pero lo más importante que hay que transmitirle a Capriles es que el control de cambio colapso ridículamente, y no hay otra salida que desmontarlo, y un gobierno unitario y de confianza no lo necesita, por el contrario se constituiría en un palo en la rueda si continua con el control.

Si no se desmontan los controles continuaremos con el mismo síndrome. Todo el mundo sabe, que el gobierno lleva adelante una revolución socialista, ello implica un marco jurídico acorde al irrespeto de los derechos de propiedad que se requieren para invertir en Venezuela, por lo que nadie, óigase bien, nadie, traerá dólares por lo que el mercado de divisas no tendrá sino los que dispone el BCV y ya sabemos que estos no alcanzan, precisamente por la crisis de balanza de lagos y fiscal que provoco la inflación de 47% en Enero y que disparo los precios en mercados alternos.

Esas crisis mellizas, de balanza de pagos y fiscal, han sido causadas por el derroche, la corrupción, la opacidad y ninguna transparencia, la carencia de controlabilidad en el gasto público, hipertrofia del tamaño del Estado y el gobierno que alcanzó niveles insoportables, con empresas con mediocre gerencia y generadora de elevados costos de transacción, además de malbaratar renta petrolera para satisfacer el mercado de clientes políticos, en Venezuela y en el mundo.

Promover el retorno a la confianza y el respeto de los derechos de propiedad.

En estos 14 años de revolución, muchas empresas han cerrado, otras se han ido a países vecinos, razón por la cual la inversión extranjera colapso, inclusive en el sector petrolero!!. Los países vecinos disfrutan de esa inversión, Colombia, Panamá, Costa Rica, Dominicana, Estados Unidos, México, Argentina inclusive, Chile, son espacios donde han emigrado los capitales nacionales y extranjeros que antes venían a Venezuela. La fantasía autárquica socialista creada por el gobierno llego hasta la ingenuidad de pensar que con el ingreso petrolero era suficiente.

Este ingreso petrolero convirtió al Estado/Gobierno en un gigantesco pulpero y bodeguero; el Estado hoy en mayor importador de la economía, vis a vis el sector privado. Inédito!. Las cosas han llegado a mayores, ese modelo económico del control de cambio tienen represados dividendos de una buena cantidad de empresas extranjeras que no han podido repatriar las ganancias de sus negocios en Venezuela. Esos costos solo podría ser disminuidos desmontando el control de cambio, de lo contrario seguirán in crescendo. Inclusive, los socios petroleros de PDVSA en las empresas mixtas, mueven sus capitales con lentitud for que la inversión de PDVSA, socio mayoritario, impide que esos proyectos avancen de acuerdo el esquema con que fueron contratados. Sigue existiendo el temor que en cualquier momento el gobierno reclame esos contratos, porque PDVSA no puede cumplir los contratos de asociación con sus socios extranjeros. El “préstamo” de Chevron a PDVSA por 2000 MM dólares es consecuencia del incumplimiento de PDVSA.

No son sangre ni sudor ni lágrimas, sino confianza, seguridad y liderazgo.

Esta realidad económica y político- institucional la conoce Capriles muy bien, por lo que es esencial que en sus primeros 100 días, los mercados comprendan que el nuevo Presidente trae un esquema de apertura y libertades económicas, y que la dura lección que el socialismo ha dado, de derrumbar el Estado de derecho en lo económico, se ha aprendido y que él va a recrear las condiciones y un estado de derecho donde lo que es de cada quien el Gobierno lo va a proteger.

Que debe hacer Capriles entonces? El sentido común, dice que lo necesario para que el venezolano se dedique a trabajar y a producir riqueza, respetar los derechos de propiedad, desarticular la represen económica envuelta en controles y leyes punitivas, convertir al trabajo y a la riqueza en los horizontes de la gente. Crear confianza para que todos pongan sus esfuerzos y capitales sin el temor a perderlo todo. Y como aprender eso, muy sencillo que alguien le haga un plot de la acumulación de capital y del capital en manos del sector y privado y en manos del sector público, y que se aprenda una lección muy sencilla: lo que está en manos del Estado es porque se lo han quitado a los venezolanos, por las buenas o por las malas. Así de simple.